La peligrosa relación entre los videojuegos y las armas de fuego

En los países desarrollados, y en especial Estado Unidos, donde cada día 50 niños y adolescentes son heridos por un arma de fuego, resulta necesario cuestionar la posible influencia de los videojuegos violentos en las conductas agresivas de los más pequeños.

A fin de confirmar o desmentir esta relación, Justin H. Chang y Brad J. Bushman, de la Universidad Estatal de Ohio, reclutaron 220 niños y niñas de entre 8 y 12 años de edad, para jugar al videojuego Minecraft durante 20 minutos. Eso sí, no todos disfrutaron de la misma versión, pues los científicos diseñaron 3 modalidades de juego: con pistola, con espada o sin arma alguna. Finalizada la sesión, los infantes interaccionaron con un nuevo ambiente repleto de juguetes, mas también dos armas de fuego. Y los científicos obtuvieron su respuesta.

Según los resultados, publicados en tiempo reciente por la revista JAMA Network Open, tras jugar las partidas más violentas de Minecraft, los niños mostraron mayor tendencia a tocar y manipular las pistolas. Y, además, durante más tiempo. Asimismo, dispararon el arma contra el compañero, e incluso hacia sí mismos, mayor número de veces.

Pero, ¿por qué? Los científicos postulan que el principio social de aprendizaje por imitación constituiría el origen de dicha conducta. Es decir, los pequeños reproducirían aquello que les rodea, sobre todo si les genera una sensación satisfactoria de recompensa, como matar a los monstruos hostiles del Minecraft.

Sin embargo, Chang y Bushman postulan que el efecto observado podría ocurrir más allá del entorno controlado del laboratorio. Es decir, la exposición diaria a estímulos violentos también favorecería la interacción con las armas de fuego. O al menos, así concluye el análisis de la información facilitada por los participantes acerca de su estilo de vida.

Para los investigadores, el hallazgo constituye un aviso. Además, alientan a limitar el acceso de los menores a pistolas y otras armas. Temen que su estudio no refleje la realidad, y la relación entre la violencia y la tendencia a manipular dichos objetos peligrosos pudiera ser mayor en un ambiente conocido, no condicionado, como el hogar.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Effect of exposure to gun violence in video games on children’s dangerous behavior with real guns», de J H. Chang y J. Bushman, en JAMA Network Open; 2 (5): e194319, publicado el 31 de mayo de 2019.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.